Relajación profunda con minerales


  Desde minerales poderosos vamos a ver como los minerales pueden ayudarnos a la hora de entrar en un estado de relajación profunda. Para esto vamos a centrarnos en tres minerales emblemáticos, la amatista, el cuarzo rosa y la malaquita,  en su disposición y las beneficiosas influencias pueden tener sobre nosotros. 

  Lo primero que haremos es aislarnos, nos situaremos en una habitación donde sepamos que nadie va a interrumpirnos. Crearemos un situación en que nos encontremos cómodos y relajados. Para esto podemos dejar la habitación en penumbra, podemos utilizar inciensos si estos son de nuestro agrado y por ultimo una música ambiental que nos resulte relajante. Con todo esto conseguimos relajar la vista el olfato y el oído.

  Una vez que hemos creado un ambiente relajante y tranquilo llega el momento de colocar los cristales:

  Colocaremos una amatista en la frente justo encima del tercer ojo aproximadamente dos dedos por encima de la raíz de la nariz. La amatista con sus reflejos purpuras nos ayudara a calmar la mente relajándola y aportándonos tranquilidad.



  Posteriormente colocaremos un cuarzo rosa sobre el chakra corazón, justo entre los dos pezones. De esta manera los reflejos rosados de este hermoso cristal calmara este chakra aliviando nuestras emociones, traumas, disgustos y demás dolencias que se hayan asentado en este punto.



  Por ultimo colocaremos una malaquita sobre nuestro plexo solar, es decir justo debajo de nuestro esternón en la boca del estomago. De esta manera conseguiremos relajar el diafragma y por lo tanto nuestra respiración. Permitiendo al mismo tiempo un mejor funcionamiento del flujo de energía entre los chakras inferiores y los superiores. Este chakra es el que nos relaciona con el exterior y se cierra cuando sufrimos un ataque o perjuicio proveniente de nuestro entorno. Por lo que estamos ante un punto de acumulación de tensión que tiene una importante influencia sobre nuestra tranquilidad mental y física.


  
  Lo ideal es estar tumbados desnudos de cintura para arriba, sin ninguna prenda que nos presione. Colocaremos los minerales directamente sobre la piel cada uno en su lugar adecuado. La duración de la sesión dependerá de cada uno de nosotros. Personalmente mis sesiones duran de media a una hora, lo que viene a ser una buena media. 

  Como acabamos de ver encontramos en estos tres minerales una herramienta fantástica para todos aquellos que desean alcanzar estados profundos de relajación, ideal para ahondar en nuestras meditaciones. O simplemente un medio de desconectar de nuestra realidad cotidiana dándonos un descanso. 


www.mineralesberkano.com

www.esotericosfehu.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada