Diamantes negros, diamante de Orloff


   Uno de los grandes misterios que existe en la actualidad alrededor del origen de ciertos  minerales lo podemos encontrar en los diamantes negros. Se desconoce su origen y como se han formado.

   Tenemos diferentes teorías la mas  corriente es que se formo por presión y calor a grandes profundidades como los demás diamantes. Pero en este caso nos encontramos con el problema de que solo podemos encontrarlos en dos lugares del planeta, Brasil y en  la Republica Centroáfrica. De ser cierta esta teoría tendríamos que poder encontrar este mineral en otras muchas regiones del planeta.

    Otra teoría habla de que podrían haberse formado al colisionar un meteorito en la tierra propiciando las condiciones de calor y presión. En este caso encontramos que estos diamantes no tienen estructura hexagonal como sucede con los cristales formados de esta manera por lo que debemos desechar también esta teoría.

   La ultima teoría seria que tengan un origen extraterrestre. Los científicos Jozsef Garai y Stephen haggerty de la universidad internacional de florida. Sostienen que estos diamantes se habrían formado en el espacio exterior a través de una supernova. Dando lugar a asteroides compuestos de este material que mas tarde colisionaría con la tierra. Los experimentos en laboratorio que se han realizado con estos diamantes han dado como resultado una gran similitud con otros diamantes encontrados en meteoritos. Por lo que esta es la teoría mas probable del origen de estos misteriosos cristales.

   Este halo de misterio que rodea a este fascinante mineral se acrecienta cuando conocemos la historia del diamante negro de Orloff.

   Cuenta la leyenda que el diamante  negro de Orloff,  arrastra una maldición desde que fue robado del ojo de Sri Ranganatha, del templo hindú situado Mysore. En el sur de la India donde esta situado este templo donde la deidad es venerada y muy conocida. Sri Ranganatha es considerado la ultima reencarnación de Visnú.


Sri Ranganatha


   Con el transcurrir del tiempo A principio del siglo XX  la joya paso a ser propiedad de  la princesa Leonila Galitsine-Bariatinsky y de esta paso a manos de la princesa Nadya Vygein-Orlov  de quien lleva el nombre. Esta al huir de Rusia durante la revolución se vio en la necesidad de vender  el diamante.

    En 1932 llego a manos  J.W. Paris, comerciante de piedras preciosas. Quien cayo desde lo alto de un rascacielos  en Nueva York concluyendo allí su vida.

   Tiempo después las dos princesas anteriores dueñas del diamante tuvieron también una trágica y desagradable muerte,  perecieron suicidándose.

   Fruto del miedo a la maldición (o de necesidades mercantiles) ,el diamante fue dividido en tres y dispersado. Con lo que parece que se ha puesto fin a la maldición. Por lo menos eso nos cuenta  Dennis Petimezas uno de los actuales propietarios del dividido diamante.


Diamante de Orloff


    Algo curioso es que Sri Ranganatha es la ultima encarnación de Visnú. Y Visnú según el Padma-purana se dividió en tres Brahma creador , Visnú (el mismo)el conservador y Shiva el destructor. De la misma manera que sucede con el diamante que fue dividido en tres.

    Como conclusión y ya desde un punto de vista practico comentare que esta historia de una joya maldita es una mas de las muchas que existen. Y hace que reflexionemos acerca de las impregnaciones que se producen en las gemas. Estas absorben las energías con mucha facilidad. Por lo que si tenemos una gema que ha estado involucrad en una situación traumática  o no deseada deberemos proceder a purificarla para evitar que emane energías perjudiciales en nuestro entorno.

   De la misma manera mirando las cosas desde un punto de vista positivo. Un mineral puede ser cargado con energías positivas y hacer un gran bien a la persona que la lleve.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada