Clarividencia y cristales


  Dentro de las denominadas facultades psíquicas encontramos una que todos de una manera u otra hemos experimentado en alguna ocasión. Estoy hablando de la clarividencia. Esta tiene varios facetas diferentes. Para clarificarlas vamos a recurrir a lo que dice la Real Academia de la Lengua respecto a esta facultad. La misma nos aporta cuatro aspectos que enumeramos a continuación:
  
1. Facultad de comprender y discernir claramente las cosas.
2. Penetración, perspicacia.
3. Facultad paranormal de percibir cosas lejanas o no perceptibles por el ojo.
           4. Facultad de adivinar hechos futuros u ocurridos en otros lugares.



  Como podéis observar se nos esta definiendo cuatro niveles diferentes de los mismo. A través de los minerales podemos potenciar profundizar e ir ascendiendo en estos cuatro niveles de la clarividencia.

  Como de costumbre vamos a enumeraros una serie de piedras que son relativamente fáciles de encontrar y que además son accesibles económicamente para todo el mundo.

  Vamos a empezar por el aguamarina. Este cristal se puede utilizar para activar la clarividencia. En el caso de que queramos empezar a explorar  esta facultad latente en todos nosotros es la ideal. Las mismas propiedades las podemos encontrar en el ópalo.

  Como todas las capacidades psíquicas la clarividencia requiere de un estado mental y espiritual de paz. Si nos encontramos tranquilos, lo siguiente es relajarnos y convertirnos en observadores silenciosos de nuestra mente y emociones. De esta manera y si estamos atentos podremos poco a poco ir sintiendo emociones y pensamientos que pueden darnos vislumbres de información que en un estado normal de la conciencia tenemos vedado.

  Una vez que empezamos a ir captando pequeños fragmentos de información y vislumbres podemos empezar a utilizar otro tipo de minerales que lo que hacen es potenciar estos pequeños atisbos de clarividencia. Para este caso podemos utilizar la amatista y la esmeralda. Estos minerales son conocidos desde la antigüedad por ser potenciadores de la clarividencia.



  Un aspecto que tenemos que tener en cuenta a la hora de querer desarrollar esta facultad es que cualquier interés que no sea de carácter espiritual bloquea inmediatamente cualquier acceso a la clarividencia. Esto debería ser una luz de alarma respecto a todos aquellos que dicen ser clarividentes y que se lucran con ello. No podemos forzar la clarividencia para que se presente cuando nosotros queramos y mucho menos de forma rutinaria. Viene a ser el premio a un esfuerzo de carácter espiritual y un estimulo para seguir avanzado por este camino de evolución.



http://www.esotericosfehu.com




1 comentario:

  1. Muchas gracias por la información,soy terapeuta y llevo estudiando no mucho el tema de esta terapia de sanación con cristales, gemas.Gracias por ayudarme a ampliar mi conocimiento. Cariños,

    ResponderEliminar